La iluminación en un proyecto de interiorismo es fundamental. La iluminación es fundamental para aportar carácter y expresividad, puedes trasformar la atmósfera de un espacio, atenuando o realzando, cambiando los colores de las luces, etc…

A la hora de pensar en un proyecto de iluminación debemos tener en cuenta varias factores como la cantidad de luz, el tono (cálido, frío, húmedo) de la luz.

Tipos de iluminación; general, de ambiente, para una actividad en exclusiva ( leer ).

Diferentes fuente de luz; alógena, incandescente, Led, fluorescente, neon , etc.

Sistema de iluminación; Directa, semi-directa, indirecta, semi-indirecta o difusa

iluminacion General

Es la luz principal o  general es la que nos permite la visión sin la molestia de sombras o de zonas más o menos iluminadas. Suele ser bastante parecidas en todo el proyecto, sobre todo en zonas de paso, como escaleras y pasillos. Generalmente se utiliza un punto de luz por encima del ojo, colgando del techo, apliques de pared, o otros métodos diferentes.

Es recomendable que la iluminación general pueda regularse la intensidad de la luz para adaptarla en cada momento a las necesidades.

iluminación indoor de ambiente o exposición

El objetivo de este tipo de iluminación es para crear un ambiente teatral, pero insuficiente para ser una luz para desarrollar una actividad. Este tipo de iluminación busca crear un ambiente y muchas veces es la protagonista.

Puede crearse mediante puntos de luz que no iluminen directamente o proyectando la luz sobre otros elementos, como paredes. Se suelen usar focos o podría usar iluminación cinétic como las luces de las velas.

iluminación interior para una actividad, puntual o focal.

Una luz más intensa y concentrada  en un punto para iluminar un área en concreto, poder desarrollar cualquier tipo de actividad. Tiene que iluminar y evitar las sombras en la mayor de las posibilidades.

Complementaria de la iluminación general, por este motivo suelen ser lámparas de escritorio, focos, etc.

iluminación interior decorativa.

Una iluminación para realzar detalles o elementos que queramos destacar como puede ser un cuadro o escultura, al que queramos dar protagonismo.